7 Consejos para encontrar la motivación para entrenar

Encontrar y mantener la motivación para entrenar es uno de los puntos más importantes al momento de querer lograr un objetivo específico en el gimnasio. Tiempo, distancia, cansancio, dolor o aburrimiento, siempre habrá algún factor que trate de jugar en contra, pero también hay puntos que te ayudarán a mantenerte estimulado para completar cada una de tus series, por eso en esta publicación te dejamos una lista con 7 consejos para tener la motivación para entrenar.

No dejes de saber en cuánto tiempo se ven los resultados del gym

¿Qué es la motivación para entrenar?

La motivación es la energía que te impulsa a realizar una acción determinada, en este caso para hacer ejercicio y mantenerte en movimiento. La motivación para entrenar en muchas situaciones marca la diferencia para cumplir un objetivo, por eso es importante que conozcas cómo conservarla.

¿Cómo mantenerse estimulado para hacer ejercicio?

1.

Sigue una rutina que sea cómoda y retadora a la vez

Si algo comienza a causar incomodidad o sufrimiento en tu rutina, será cuestión de tiempo para comenzar a mermar tus ganas. Por eso es importante que los ejercicios que ejecutes sean los más adecuados para ti. Deben ser sencillos, pero con un grado de dificultad que representen un reto para tu cuerpo. Eso, sin duda, será la clave para no desanimarte.

2.

Ordena tus ejercicios de acuerdo a su complejidad

Comienza con los movimientos que te causen mayor desafío, aquellos que requieren de más esfuerzo. Al realizarlos sin un gran cansancio, lograrás una ejecución de calidad y buena técnica. De esta forma no te sentirás frustrado por no contar con la energía que te lleve a complementar todas las repeticiones. Por el contrario, deja al último los movimientos de menor dificultad o aquellos que estén enfocados en músculos más pequeños o aislados. Será una buena forma de cerrar tu actividad.

3.

Elige tu rutina preferida y hazla primero

Acomoda tu semana de entrenamiento para iniciar con la rutina que más te guste. Tal vez el día de tren inferior te brinde mayor satisfacción que el de tren superior, o viceversa. Todo depende de tus objetivos. El propósito es que sientas que tienes un buen comienzo. 

Otra opción en este punto es encontrar el mejor momento para ir al gym. Una vez más, todo depende de tus posibilidades y gustos. Una de las ventajas de hacerlo a primera hora, es que te sentirás con más energía para enfrentar tu día en la oficina o la escuela. Ya cumpliste con un punto importante en tu agenda y eso, sin duda, te llenará de entusiasmo. No te sentirás incompleto.

4.

Musicaliza tu entrenamiento con tu playlist favorita

La música, sin duda, es uno de los mejores motivadores que puedas encontrar. Tal vez tu cuerpo no termina de conectarse y entender que ya está en el gimnasio, así que tal vez lo único que te haga falta es ponerte los audífonos y darle play a tus canciones favoritas. Con un ritmo adecuado, la mente comenzará a enviar señales a todo tu organismo para que acabe de despabilarse y puedas iniciar tu rutina.

5.

Piensa en el resultado

Cuando sientas que tus energías se quedan en casa, mientras tu cuerpo está de pie en el gym intentando comenzar tu entrenamiento, más allá de pensar en cada uno de los ejercicios que debes realizar, las repeticiones y las series, lo ideal es que enfoques tu mente en el resultado. Imagina cómo te sentirás al terminar tu programa.

6.

Prepara tu outfit y accesorios para ir al gym

Si eres de los que vas temprano a entrenar, lo ideal es que la noche anterior prepares todas tus cosas y por la mañana solo te preocupes en ganar la batalla contra la cama. Todo lo demás estará listo para que te pongas en marcha hacia el gimnasio. Otro punto a considerar aquí es el outfit. Si en lugar de la pijama ya traes puesto tu short, pants o mallas, te sentirás más motivado, con un pretexto menos para ponerte en movimiento.

7.

No sobre entrenes

Tal vez hoy sea uno de esos días que, lejos de estar desmotivado, te levantas con todas la ganas del mundo a devorar los ejercicios. Es importante mantener el control de esta energía para no entrenar de más, provocando alguna lesión o una gran fatiga que te lleve a sentirte adolorido al otro día, ya que eso te puede quitar las ganas de ir a entrenar.

No dejes de saber por qué los ejercicios en el gimnasio te hacen más feliz

Contágiate de la mejor actitud en el Movimiento Smart

El ambiente del gimnasio sin duda forma parte de una buena motivación para entrenar. Además del equipo necesario para realizar tus rutinas, en Smart Fit encontrarás una gran comunidad que como tú, quiere mantenerse activo y formar parte del Movimiento Smart.