Caminadora, bicicleta o elíptica: ¿Cuál es la mejor?

Tú, como otras personas, seguramente te has preguntado “¿Cuál es el mejor aparato de cardio para mí?”. ¡Esta pregunta es completamente válida!

Olvida aquel mito de que son todos iguales y que puedes utilizar cualquiera, porque todos tienen sus ventajas y desventajas, que deben ser consideradas a la hora de escoger con cual quieres ejercitarte.

Para una quema calórica eficiente lo más importante es prestar atención al esfuerzo que realizas durante el ejercicio y en el ritmo de tu frecuencia cardiaca. Además de eso es posible trabajar más músculos en un aparato que en otros y, por ende, tener un gasto calórico mayor.

Aquí te mostramos las diferencias y beneficios de cada aparato.

  • Caminadora

Este equipo proporciona un trabajo con más variantes de intensidad (velocidad e inclinación) e intervienen un número mayor de grupos musculares, por lo que genera un mayor impacto sobre las articulaciones, como los tobillos y rodillas, durante actividades más intensas como correr. Sin embargo, el ejercicio realizado correctamente con la orientación de un profesional puede incluso fortalecer los glúteos, muslos, pantorrillas y abdomen.

Además, si eres de los que sufren corriendo horas en la caminadora, con las rutinas Smart HIT puedes quemar calorías de forma eficiente en menos tiempo. Te recomendamos acercarte a nuestros profesores, ellos podrán indicarte el nivel y tiempo adecuados para tus objetivos.

  • Elíptica

Es muy parecido a correr en la caminadora, con la gran diferencia y beneficio de reducir el impacto sobre las articulaciones. Este equipo es óptimo para trabajar glúteos y muslos, con la desventaja de que en la elíptica, a comparación de la caminadora, las variantes de estímulos y de intensidad es menor, ya que solo es posible alterar la velocidad y carga de la ejecución. Este aparato puede ser una buena opción para personas con sobrepeso que quieren quemar grasa y realizar ejercicios aeróbicos sin una sobrecarga fuerte en las articulaciones.

  • Bicicleta

En general, el trabajo aeróbico realizado en este equipo es más interesante para quien está iniciando la práctica de actividad física o para personas con alguna restricción de impacto en miembros inferiores. Además, es una buena opción como variante para quien corre, ya que fortalece los muslos. Por eso al realizar un entrenamiento en la bicicleta, es importante observar los parámetros de ajuste de la altura del asiento. A pesar de que impacto en las rodillas es menor que en la caminadora, el permanecer sentado puede generar un mayor estrés sobre las vértebras y discos de la columna, por lo que no es recomendable para quienes sufren de esta región.

Así que ya lo sabes, si quieres elegir la mejor opción para realizar ejercicio aeróbico, debes considerar todas las características y beneficios de cada uno. ¡Te esperamos en Smart Fit!