Los mejores ejercicios durante el embarazo

Una de las preguntas más comunes que tienen las mujeres durante el embarazo es si pueden seguir entrenando durante este periodo. La respuesta es sí: el ejercicio en el embarazo genera resultados maravillosos para la salud.

Los ejercicios para embarazadas reportan múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé, por ejemplo: aumento de energía, mejora del estado de ánimo, alivio de malestares en la espalda, así como otros dolores típicos de este proceso. Además, previene problemas circulatorios, hinchazón de pies y piernas, e incluso reduce significativamente el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y preeclampsia.

Otro punto importante a tener en cuenta es que los ejercicios durante el embarazo preparan el cuerpo para el trabajo de parto, pues fortalecen los músculos y aumentan la resistencia. Por si esto fuera poco, mantenerse activa durante el periodo de gestación facilitará la recuperación de tu figura después de dar a luz.

También puede interesarte: Porcentaje de grasa corporal: ¿qué es y para qué sirve calcularlo?

Antes de iniciar una rutina de ejercicios durante el embarazo, te recomendamos acudir con tu médico para descartar cualquier complicación o inconveniente. Después, incorpora gradualmente y sin exagerar la carga de ejercicio, manteniéndote siempre atenta a las señales que tu cuerpo da. Si presentas molestias o alguna incomodidad, es preferible que detengas la actividad.

A continuación, te decimos cuáles son los ejercicios más recomendables durante el embarazo para permanecer saludable durante este maravilloso proceso.

Caminar, el mejor ejercicio en el embarazo

Por más lógico y simple que parezca, los beneficios de caminar durante el periodo de gestación son gigantes. Este es uno de los pocos ejercicios que se pueden realizar desde el primer momento hasta el último día del embarazo.

Caminar previene problemas circulatorios, controla el aumento de peso, tonifica los músculos y te mantiene en forma sin maltratar las rodillas y los tobillos. Además, favorece la llegada del bebé de forma natural.

Yoga para el embarazo

El yoga no solo es un ejercicio que calma el estrés durante ciertas etapas del embarazo, pues también fortalece los músculos, brinda flexibilidad y corrige la postura corporal, lo cual previene los dolores de espalda. Además, elimina la sensación de fatiga y da al feto una mayor oxigenación.

También puede interesarte: Conoce a fondo las clases que los gimnasios smart fit tienen para ti

Andar en bicicleta

Esta actividad tonifica las piernas, favorece a la circulación y evita el exceso de peso. Por otro lado, al ser altamente relajante, reduce el estrés de la futura mamá. Sin embargo, este ejercicio es recomendable hasta el quinto o sexto mes de gestación; para la etapa final, se sugiere emplear la bicicleta estática.

Natación

Este es probablemente el ejercicio para embarazadas más seguro de todos. La natación ejercita los músculos de los brazos y piernas, ofrece beneficios cardiovasculares, reduce la hinchazón, alivia los dolores en la espalda y brinda agilidad a pesar del aumento de peso.

Esperamos que estos consejos que ahora te compartimos te permitan disfrutar tu embarazo de una forma más plena, ya que no solo son benéficos para ti, sino también para el bebé. Recuerda estar alerta a las señales que tu cuerpo brinda y prepárate para vivir la etapa más especial de tu vida, ¡felicidades!