La importancia de ser un entrenador certificado

¿Qué es mejor: Entrenar con pesas, correr o practicar clases en grupo?

¿Es verdad que para “bajar de peso” debo eliminar todos los carbohidratos y grasas de mi alimentación?

¿Las fajas y pomadas termogénicas sirven para eliminar grasa acumulada en algunas zonas de mi cuerpo?

Con frecuencia escuchamos éstas y otras preguntas cuando conversamos en materia de Fitness y Wellness, pero es importante acercarnos a verdaderos profesionales que nos brinden la información adecuada. Desafortunadamente en México existe un porcentaje muy alto de pseudo entrenadores que de forma empírica se dedican a este oficio (8 de cada 10 entrenadores no cuentan con certificaciones serias o han acreditado capacitaciones muy simples de 3 o 5 días de formación), con este dato podemos darnos cuenta por qué hay tantas personas lesionadas en parques, clubes y gimnasios de diferentes tipos.

La buena noticia es que cada vez existen más lugares que están profesionalizando el Fitness en México y que brindan planes de estudio muy completos asistiendo a certificaciones o cursos que van desde 80 horas hasta 200 horas distribuidas en 2 y hasta 6 meses logrando formalizar su pasión por hacer ejercicio y preparándolos seriamente para ayudar a otros con recursos científicos e innovadores.  Encontrarás lugares que te brindan cursos de temas como: entrenamiento funcional, entrenamientos de alta intensidad, también llamados entrenamientos HIT (High Interval Intensity Training), baile, bicicleta estacionaria, pilates y muchos más, pero todas éstas son metodologías de entrenamiento que requieren una base, un tronco común para después especializarte en alguna de estas propuestas de moda.

Existen instituciones públicas y privadas que cuentan con el prestigio y los respaldos necesarios para convertirte en un verdadero Profesional del Acondicionamiento Físico especialista en fuerza, en clases grupales o en actividades acuáticas según sea tu predilección. Infórmate e investiga antes de invertir en algún curso.

Si eres principiante y quieres convertirte en instructor o entrenador de fitness, te recomendamos buscar cursos o certificaciones que incluyan materias como: Anatomía, Fisiología, Capacidades Físicas, Motricidad, Kinesiología, Nutrición, Poblaciones Especiales, Biomecánica, Evaluaciones Físicas y los distintos medios para entrenar: Peso libre, Peso integrado, Bandas elásticas, entrenamiento en agua, entre otros.

Una vez certificado como instructor/entrenador tendrás oportunidad de ingresar a laborar a la Industria del Fitness que está creciendo a pasos agigantados; México ocupa el 8° lugar a nivel mundial en este crecimiento (IHRSA  2015).

Recuerda que “para ser hay que parecer”, y de igual forma es importante invertir en tu preparación, pues el “conocimiento es poder”.

Los verdaderos profesionales son personas que inspiran y motivan a otros logrando cambiar vidas utilizando responsablemente su vocación de servir, ¡para transformarlos positivamente!

 

Lic. Oscar Torres Méndez
Director Sport City University
scu.com.mx