El descanso activo, importante en tu rutina deportiva

Sabemos que la constancia juega un papel importante en tu rutina deportiva, pero también es cierto que el cuerpo requiere de un descanso después del esfuerzo al que lo has sometido por varios meses consecutivos.

Las agujetas, la sobrecarga muscular y la fatiga persistente son las formas que nuestro cuerpo tiene para mandarnos señales de que necesita tomar un respiro y agarrar fuerzas para regresar con más energía. Por ello es bueno que incluyas periodos de descanso en tu rutina.

La importancia del descanso en tu rutina deportiva

El descanso es, además, una fase fundamental del entrenamiento, que ayuda a conseguir un perfecto desarrollo muscular.  No estamos hablando de que pases todo un día sentado en el sillón, sino de que le bajes dos rayitas a la intensidad de la actividad física sin dejar de provocar el riego sanguíneo. De eso trata el descanso activo, es un periodo en el que se reduce la intensidad del entrenamiento después de una larga fase de sobrecarga.

Hay quienes entienden el descanso activo como un cambio de grupo muscular, es decir, si hoy trabajaron pierna, mañana trabajarán pecho. Esto en realidad no es un descanso, ya que, al final de cuentas, la intensidad al que someterán a su cuerpo es exactamente la misma. De esta forma, la única manera de crear un descanso activo es disminuir la intensidad.

La alternativa en este caso es que reduzcas a la mitad los pesos que levantas normalmente  o que hagas menos repeticiones. Esta opción además puede ser la oportunidad ideal para perfeccionar tu técnica, ya que podrás céntrate en la cadencia y en una ejecución perfecta de cada ejercicio.

Lo mismo puedes hacer en el caso de los ejercicios cardiovasculares, en vez de hacer 40 minutos de caminadora o elíptica, puedes intentar sólo con 25 minutos, o quizá sea el momento de empezar con el entrenamiento HIIT y probar sus resultados.

Como complemento al descanso activo puedes consultar a tu especialista en nutrición para que te modifique la dieta de acuerdo al gasto calórico que tendrás esos días y puedas darle de esta forma, el merecido descanso que tu cuerpo necesita. No olvides que además dormir bien también es importante para sacarle el mayor provecho a tu rutina deportiva.