¿Cuál es la diferencia entre tonificar y definir un músculo?

Existen muchos mitos y conceptos erróneos sobre los términos de tonificar y definir un músculo. Al llegar al gimnasio y enfrentarte a las preguntas de tu entrenador sobre ¿qué es lo que buscas lograr? seguramente no tendrás claro qué responder o lo harás dando algunos conceptos no tan claros como “no quiero ganar músculo, solo quiero tonificar”. Es algo parecido a como si llegaras con tu estilista y le intentas explicar que quieres un cambio pero sin cortar mucho cabello.

Para salir de estas dudas y lograr un resultado totalmente satisfactorio, en esta publicación te ayudaremos a encontrar la definición correcta de cada término y de esta forma puedas llevar a cabo una rutina exitosa.

Tonificar
Como su propio nombre indica, la tonificación está relacionada con el tono de un músculo (también conocido como tono miogénico), en otras palabras, lo duro que el músculo pueda estar sin hacer esfuerzo, en posición relajada. Esto se puede lograr con el ejercicio, aunque cada persona tiene su propio tono muscular y además, existe un tono máximo para cada músculo, por lo que una vez alcanzado ese límite, tu músculo ya estará plenamente tonificado.

El tono miogénico se refiere al estado parcial en el que las fibras musculares se mantienen activas, incluso estando en reposo. Mientras más entrenamientos de fuerza hagas, mayor será este tono, ya que el cuerpo se mantendrá en alerta por si tiene que generar fuerza en un momento dado.

Definir
Este proceso se refiere a lo que coloquialmente conocemos como un músculo marcado, es decir, que se aprecien sus uniones y fibras. Esta definición se logra al eliminar la grasa que lo rodea y que impide que la forma del músculo se vea completamente bien, algo que se puede conseguir gracias a ejercicios de fuerza y flexibilidad, sin que el cuerpo gane volumen. En este sentido, el proceso está muy vinculado al porcentaje de grasa muscular, entre menos grasa tengas en el cuerpo, menor será la cantidad que recubra los músculos y por lo tanto, más definidos estarán.

¿Cuál es la diferencia entre tonificar y definir?

Aunque ambos términos pueden confundirse con frecuencia, en esencia no son lo mismo. En el mundo de las pesas y el fitness, el proceso de tonificar puede ir de la mano de la definición; existen por ejemplo, ejercicios específicos para conseguir tonificación y ejercicios específicos para conseguir una definición. El orden ideal para realizarlos es que primero consigas tu tono muscular máximo y, una vez alcanzado, trates de definir tus músculos reduciendo tu grasa corporal.

De esta forma un músculo definido puede estar tonificado, pero no en un sentido a la inversa. Las personas cuentan con una tonificación muscular, pero la definición es más fácil de conseguir, lo que hace que tus músculos se aprecien perfectamente. Si estás definido, es decir, tus músculos se aprecian perfectamente, tu tono muscular será bueno, pero que tu tono muscular sea bueno no significa que tengas una buena definición.

En conclusión todo está relacionado, ya sea que quieras definir o tonificar, en cualquier caso vas a tener que perder grasa y mantener o desarrollar tus músculos. En este sentido la combinación de menos grasa y más músculo es la ruta para lograr el resultado que buscas.

Cuando vuelvas al gimnasio y tu instructor te pregunte una vez más ¿qué quieres obtener? ya podrás decirle con exactitud si quieres tonificar o definir, o lo que es mejor aún, decirle que quieres mejorar tu composición corporal.

Sea cual sea tu objetivo específico, vas a necesitar trabajar con cargas para desarrollar músculo y además, podrás contar con el apoyo de una proteína en polvo que acelere el proceso y puedas maximizar tus resultados.