5 consejos para no abandonar el gimnasio

Así como hay varios motivos para decidir inscribirse en un gimnasio, también los hay para abandonarlo. Al principio todo es energía y entusiasmo, pero con el paso del tiempo esas motivaciones pueden ir decayendo por algunas circunstancias ajenas a nosotros o por errores que solemos permitirnos y concluyen con la terrible decisión de abandonar el gimnasio. Así que toma nota de los siguientes consejos para que no formes parte del porcentaje que tiran la toalla antes de los tres meses.

Prohibidas las rutinas monótonas

Es importante que realices las rutinas establecidas para cada zona de tu cuerpo, pero no significa que tengas que hacer exactamente lo mismo todos los días. En cuanto comiences a sentir que tu rutina se ha tornado monótona o aburrida, habla con tu entrenador para variar con alguna clase o actividad.

En Smart Fit puedes encontrar una amplia cantidad de clases con entrenadores calificados que te ayudan a desarrollar capacidades generales y específicas, dependiendo de lo que necesites.

No hay resultados mágicos

Inscribirte al gimnasio una semana antes de irte de vacaciones no es lo más apropiado si tu objetivo es lucir ese cuerpo escultural con el que has soñado tantas veces. Debes estar consiente que iniciar en un gimnasio es parte de un proceso para lograr tus metas, mismas que deben ser planeadas con tu entrenador para establecer tiempos reales.

Sin báscula

La mayoría de las veces nos inscribimos al gimnasio con la firme idea que el resultado más valioso es el que ofrece la báscula, que la disminución de kilos es obligatoria durante todo el proceso y es símbolo del éxito que estamos teniendo, sin embargo, la báscula no siempre baja y cuando esto ocurre no debe ser motivo suficiente para darnos por vencidos.

Amigos, amigos

Socializar es una de las palabras clave más importantes para que tu ánimo no se desgaste, hacer ejercicio en compañía de un círculo de amigos que se mantienen activos te harán sentir cómodo y motivado, sobretodo si van al mismo gimnasio, pues en cuanto te ven flaquear te impulsarán a continuar y a valorar todos tus avances para que no los dejes perder.

Entre más cerca, mejor

Busca un gimnasio que se encuentre lo más cerca posible de tu casa o trabajo, que quede de manera casi involuntaria en tu ruta diaria para que la distancia y tiempos de traslado no se vuelvan un pretexto viable para dejar de lado tu rutina de ejercicio. Incluso hay quienes buscan una distancia prudente a la que puedan llegar corriendo y usan esto como un calentamiento previo a su rutina.

Smart Fit tiene cientos de sucursales en toda la ciudad, únicamente debes elegir la más cercana para iniciar con tu entrenamiento, disfrutar de las clases más completas y el ambiente más divertido además de los mejores precios.