¿Cuántas repeticiones debe tener mi rutina para aumentar músculo?

Incrementar el volumen de los músculos es uno de los principales objetivos para ir a un gimnasio. El crecimiento de estos órganos está estrechamente ligado a un aumento de la fuerza. Para darte una idea más clara de lo que puedes lograr en el gimnasio y cuánto tiempo tendrás que invertirle, aquí te dejamos los conceptos clave que debes tener presente:

No sólo son repeticiones

Para empezar hay dos factores importantes que se deben tomar en cuenta para determinar las repeticiones y lograr un crecimiento muscular:

-La tensión mecánica, que se refiere a que los músculos únicamente se fortalecen si aplican fuerza, es decir, el peso y duración del movimiento.

-El otro factor es el estrés metabólico, que se refiere al grado de tensión que favorece la hipertrofia.

Estos dos factores se combinan para determinar el número de repeticiones que va ligado al peso que usas y cuántas veces vas al gimnasio.

Para favorecer el crecimiento muscular deberás encontrar un punto medio de repeticiones, es decir, entre 6 y 12 con un peso que te permita realizarlas sin caer en el fallo muscular. Este término se refiere al punto en el que el músculo que estás entrenando no puede realizar una repetición más en su fase positiva o concéntrica.

Progresión

Para evitar estancamientos es importante que realices progresos tanto en el peso, las repeticiones y los días de entrenamiento. Si te quedas por largos periodos de tiempo en la misma rutina seguramente tus músculos también lo harán. Estas variaciones deben incluir días en las que le brindes un respiro a tus músculos tomando en cuenta los mismos tres factores.

Fallo muscular

Puedes lograr el mismo objetivo en diferente lapso de tiempo, pero deberás modificar las repeticiones y el peso. Al llevar un músculo al máximo también lo llevarás al terreno de los riesgos de lesiones o largos lapsos de recuperación, por lo que se recomienda hacer una o dos repeticiones del fallo.

Lo más importante a la hora de planear tu rutina es que te apoyes en un instructor capacitado que te haga las observaciones adecuadas a tu tipo de objetivo y las actualicen de acuerdo a tu progreso. Ese apoyo lo puedes encontrar en Smart Fit con cualquiera de nuestros entrenadores capacitados, además de contar con las mejores instalaciones y equipo idóneo para que tu rutina sea la más completa y variada.