Electrolitos: ¿Qué son y qué beneficios tienen en el cuerpo?

Sin importar cuál sea el objetivo de tu rutina de entrenamiento, someter a tu cuerpo a una actividad física provoca la pérdida de nutrientes y como consecuencia, un desequilibrio en tu organismo. Las bebidas y alimentos correctos pueden hacer la diferencia en tu rendimiento y en la forma en la que tu cuerpo se comporta durante y después del ejercicio. En el caso de los líquidos, los electrolitos que el sudor libera pueden ser recuperados a través del consumo de algunos productos que contengan esta importante sustancia.

¿Qué son los electrolitos?

Es un componente nutricional que como su nombre lo denota, tiene relación con la carga eléctrica de éstos. Se separan en iones positivos y negativos al disolverse en agua. Los electrolitos forman parte de los fluidos corporales como son la orina, la sangre y el sudor. Son necesarios para mantener un equilibrio sano y tienen labores tan importantes como regular los latidos del corazón para garantizar que sus músculos se contraigan correctamente y tu cuerpo pueda moverse.

Los electrolitos vienen en diferentes formas, incluyendo cloro, potasio, fosfato, magnesio, calcio y sodio. Debido a la función de estos minerales que provocan la estimulación nerviosa de todo el organismo y equilibran los niveles de líquidos, un desajuste en alguno de estos nutrientes puede derivar en enfermedades a corto plazo, deshidratación y trastornos crónicos subyacentes.

El principal motivo de este desequilibrio se produce por una pérdida de líquidos. Esta pérdida puede llevar a problemas como: vómitos, diarrea, mala absorción de nutrientes, desequilibrios hormonales, enfermedades renales o deficiencia de minerales esenciales, entre otros.

Pérdida de líquidos

Un entrenamiento lleva a tu organismo a un proceso de quema de hidratos de carbono y grasas para poder producir la energía que requiere el esfuerzo. El sudor también tiene una intervención esencial, al estar encargado de regular la temperatura corporal, ya que de otro modo subiría al producir energía y no se mantendría estable.

Se estima que durante la actividad física se pierden cerca de 3 litros de agua por hora a través de la sudoración. En este sentido, resulta importante tratar de recuperar lo perdido durante el entrenamiento, de otra manera el rendimiento físico y mental se verá afectado con una descompensación. Una buena hidratación es clave antes, durante, y después de hacer ejercicio físico.

Recuperación de líquidos

Aquí las recomendaciones ponen al agua como la mejor opción, ya que tiene una función vital en el proceso metabólico y de transferencia de nutrientes. Cuando consumes agua con electrolitos durante el ejercicio, el cuerpo se repone rápidamente.

También hay otras alternativas como el agua de coco que contiene potasio y magnesio, los cuales ayudan a reponer electrolitos. Un jugo de naranja por otra parte además de la vitamina C, también posee significativamente más potasio que las bebidas deportivas populares que, en general, están destinadas para su uso durante el ejercicio prolongado, no después.

El propósito de las bebidas deportivas es ayudar al cuerpo a reponer los líquidos y minerales que ha perdido durante el ejercicio a través de la inclusión de electrolitos. El detalle de estos productos es que la mayoría contiene azúcar y calorías, por lo que se alejan de ser la opción ideal para quienes buscan perder peso.

Para lograr una recuperación rápida y saludable, Nutri de Smart Fit ofrece suplementos que mejoran la salud como el caso del BCAA 8:1:1 + Electrolitos en polvo, que contiene cantidades de Leucina, Valina e Isoleucina en forma abundante, que busca proporcionar mayor energía, mejor resistencia al desgaste físico (principalmente muscular), previene la degeneración muscular y el efecto catabólico, por ende aumenta el rendimiento durante los entrenamientos físicos de alta y baja intensidad.