3 ejercicios que puedes hacer en la Máquina Smith

La máquina Smith es una de las más usadas en el gimnasio, ya que sus ventajas son diversas. Por ello, se puede utilizar tanto para entrenamientos de fuerza en general o en una rutina de circuito donde el peso sea menor y se le dé prioridad a las repeticiones.

Incorporarla a tu rutina de ejercicios puede ser de gran utilidad: su función es ayudarte a estabilizar el peso, ya que se compone de una barra recta apoyada en un bastidor guiado por dos varillas. Si no tienes mucha información sobre esta máquina, en esta publicación te dejamos 5 recomendaciones de ejercicios que puedes realizar en este aparato y por supuesto añadir a tu entrenamiento:

1- Sentadillas

La máquina Smith es una buena opción para realizar sentadillas, ya que te permite adquirir una buena postura manteniendo el equilibrio.

Uso:

Coloca la barra en tu espalda superior y la región inferior del cuello para levantarla de los ganchos. Dobla las caderas y las rodillas lentamente para bajar tu cuerpo y luego empujar con los talones. De esta forma, estarás trabajando distintas zonas, intensidades y profundidades.

2- Press de hombro

La máquina Smith es de gran ayuda para este tipo de ejercicios, pues permite tener un mayor control de la barra al poder bloquearla.

Uso:

Sentado en un banco tendrás que sostener la barra con las manos separadas, un poco más que el ancho de tus hombros. Lentamente, estira los brazos hacia arriba hasta que estén extendidos por completo. Después, baja la barra de nuevo a la parte delantera de los hombros.

3- Press de banca

Realizar este ejercicio en la máquina Smith es una excelente opción para cuando trabajas solo. Al tener un único rango de movimiento, hacia arriba y hacia abajo, sin posibilidad de salirse bruscamente de ahí, se pueden evitar lesiones.

Uso:

Acostado en un banco sobre tu espalda, por debajo de la máquina Smith, tendrás que sostener la barra con un agarre en pronación ancho, es decir, que las palmas no estén de cara hacia ti y las manos estén separadas a una distancia un poco mayor que los hombros. Baja la barra lentamente hasta que casi toque tu pecho superior y luego empújala hacia arriba por encima de la cabeza hasta que los brazos estén completamente estirados.

Si quieres probar los beneficios que la máquina Smith puede traerle a tu cuerpo, en Smart Fit contamos con este y muchos aparatos más que te pueden ayudar a lograr tus objetivos. ¡Anímate y comprueba por qué somos el gimnasio inteligente!