Las flexiones: beneficios para el core, pecho, brazos y más

En muchas de nuestras sesiones de entrenamiento en el gimnasio, preferimos incluir ejercicios que lucen complejos o que agregan bastante carga y someten el cuerpo a un esfuerzo sobrehumano. Principalmente, cuando se trata de ejercicios para pecho o para brazos, existe la creencia de que cuanto más complicado sea el ejercicio y más peso lleves, mejor va a ser.

Sin embargo, hay distintos ejercicios que no necesitan aparatos o mucha carga, simplemente requieren nuestro propio peso corporal para llevarnos al límite. Tal es el caso de las flexiones o lagartijas.

Una buena rutina de lagartijas es uno de los métodos más efectivos para trabajar todo el cuerpo, además de que es un ejercicio que se puede realizar en cualquier lugar. Las flexiones son un gran ejercicio para brazos, para pecho, para el core e incluso para el tren inferior del cuerpo, por lo que son de los entrenamientos más confiables.

También te puede interesar: Vientre de acero: los mejores ejercicios para abdomen

A continuación, te contamos todos los beneficios que puedes obtener si agregas a tu entrenamiento una rutina de lagartijas, el ejercicio ideal para fortalecer todo el cuerpo.

Beneficios de una rutina de lagartijas

Aumento de la fuerza

De entrada, las flexiones involucran los principales grupos musculares. Las lagartijas fortalecen hombros, bíceps, tríceps, pecho, abdominales y extremidades inferiores, los cuales se utilizan para estabilizar tus movimientos.

Una flexión bien realizada puede llegar a levantar hasta el 75% del peso corporal, por lo que una rutina correctamente establecida activa la musculatura e incrementa la fuerza.

Estimulan el metabolismo

Los ejercicios que se realizan con el peso corporal, como las flexiones, implican el trabajo de diferentes grupos musculares de forma simultánea. Este tipo de entrenamiento involucra un mayor esfuerzo cardíaco, lo cual aumenta el metabolismo y estimula la pérdida de peso y la quema de grasa.

Mejoran la postura

Para la correcta ejecución de una lagartija, se requiere mantener el tronco completamente extendido, por lo que tu core debe ser lo suficientemente fuerte para mantener las posiciones verticales. Si realizas flexiones de la manera adecuada diariamente, fortalecerás tus músculos y acostumbrarás a tu cuerpo a mantener una buena postura.

También te puede interesar: Mejora tu rutina de pierna con estos efectivos ejercicios

Previenen lesiones

Las flexiones son ideales antes de empezar un entrenamiento con pesas, ya que todos los músculos estarán acondicionados y preparados para una sesión exigente y con menos riesgo de lesiones.

¡No pases por alto este efectivo ejercicio! Comienza poco a poco hasta ir incrementando la dificultad y la cantidad de repeticiones para lograr mejores resultados. Además de todo, puedes hacer flexiones en cualquier espacio disponible que tengas, así que no hay pretextos, implementa una buena rutina de lagartijas a tu entrenamiento y nota los resultados.