Beneficios del ejercicio para tu salud mental

Existen muchas razones por las que alguien puede inscribirse a un gimnasio, pues los objetivos de cada persona son diferentes. Mientras que algunos empiezan a hacer ejercicio para quemar grasa y bajar de peso, otros prueban ejercicios con aparatos para ganar músculo, y otros más simplemente para mejorar su condición física.

Sea cual sea la razón y el objetivo por el que te ejercitas, tener una vida activa implica un beneficio común para todos: una mejor salud mental. Sin importar tu edad o condición, la práctica regular de actividad física brinda grandes beneficios psicológicos.

Si el ejercicio es parte de tu vida diaria o aún no te decides para dar el siguiente paso e iniciar tu camino en el mundo fitness, a continuación te decimos algunos de los beneficios que la actividad física otorga a tu salud mental para que no te detengas.

Te puede interesar: Entrena tu mente y prepárate para hacer del gimnasio un hábito

¡Adiós al estrés!

Uno de los mejores remedios para liberar tu mente y tu cuerpo después de un largo día de trabajo es sudar un poco con una buena sesión de entrenamiento. El estrés tiene varios efectos negativos en tu cerebro, como el aumento de la tensión arterial e incluso de la cantidad de sudor, que es producida por la adrenalina y las hormonas.

Los ejercicios cardiovasculares son perfectos para reducir el estrés y liberar la mente y el cuerpo. Así que ¡no lo pienses más! Después de un día pesado, sal, camina o corre un buen rato y suda todas tus preocupaciones para un mejor rendimiento en tu día a día.

Mejora la memoria y la concentración

La práctica constante de algún deporte y realizar ejercicios con aparatos o cardiovasculares ayudan a tu mente a estar más alerta, lo cual incrementa su capacidad de concentración y retención. Los ejercicios de intensidad moderada estimulan regiones del cerebro que corresponden con la memoria y fortalecen la sinapsis en el circuito de la misma.

Además, el ejercicio constante propicia la producción de más neuronas y número de conexiones entre éstas, lo cual provoca que el cerebro aumente su capacidad de aprendizaje.

Previene las enfermedades cognitivas

El riesgo de sufrir enfermedades como demencia o alguna de origen cognitivo aumenta considerablemente con la edad. El ejercicio es un aliado para prevenir estas situaciones, ya que mejora la función cognitiva tras multiplicar las sustancias químicas del cerebro que previenen la degeneración de las neuronas del hipocampo.

Además de reducir el riesgo de padecer demencia, la actividad física reducirá la posibilidad de sufrir Alzheimer e incluso un infarto cerebral.

Te puede interesar: Consejos para principiantes en el gimnasio

Eleva tu autoestima

Cuando por fin lograste ser constante con los ejercicios que realizas y empiezas a notar los cambios en tu cuerpo, la percepción positiva de tu persona se elevará considerablemente. ¡Verte mejor te hará sentir bien!

Con otras palabras: una autoestima alta provocará que varios aspectos de tu vida mejoren: desde la percepción y confianza que tienes en ti mismo hasta tus relaciones sociales.

¡Ahora ya lo sabes! Los beneficios de hacer del ejercicio una parte fundamental de nuestra vida diaria van más allá de la apariencia, pues tu mente y tu salud emocional agradecerán de igual forma el esfuerzo al que sometes a tu cuerpo y verás tu calidad de vida mejorar considerablemente. ¡Deja los pretextos a un lado y no renuncies a todos estos beneficios!