¿Entrar antes, durante o después del trabajo?

Estamos seguros que has deseado que tu día tuviera más de 24 horas porque sientes que ¡no te da tiempo para nada! Muchas personas lo han pensado también, y en medio de toda esa agitación diaria es necesario encontrar un espacio libre para cuidar de ti y que no sólo sea media hora.

Entonces, ¿cuál es el mejor horario para hacer ejercicio? Lo primero que debes saber es que puedes adaptar tu entrenamiento a cualquier momento del día. Lo importante es saber organizarse para no perjudicar tu salud y procurar una alimentación adecuada antes del entrenamiento.

En la mañana:

Si eres del grupo de personas que no consigue estar acostado en la cama durante mucho tiempo, ya tienes una gran ventaja, pues al despertar tu cuerpo tiene más disposición para moverse y el metabolismo queda más acelerado.

Procura hacer un desayuno reforzado (con carbohidratos, proteínas, fibra y grasa) para evitar mareos y debilidad durante los ejercicios.

En la tarde:

En este periodo, entre las 14:00 y 17:00 horas, el cuerpo tiene una temperatura más alta, pues ya ha estado activo durante todo el día.

Lo mejor es que optes por un entrenamiento de musculación, ya que puede que tu cuerpo no tenga tanta disposición para ejercicios aeróbicos. Recuerda que la musculación también promueve el adelgazamiento, debido al aumento de la musculatura.

En la noche:

Optar por entrenar en la noche tiene un efecto que puede ser positivo o negativo. Por ejemplo, existen personas que después de realizar ejercicio sienten sueño rápidamente y otras que se quedan muy agitadas y tardan más en conciliar el sueño.

Para evitar el segundo efecto, se recomienda esperar de 2 a 3 horas antes de irse a acostar, para que el cuerpo se desacelere y puedas dormir mejor.

Independientemente del horario que elijas para entrenar, lo más importante es que realices actividad física que te dé placer y satisfacción a la hora que sea. ¡Sigue entrenando con #ActitudSmart y no desistas porque tienes poco tiempo!