Cómo usar correctamente los aparatos del gimnasio y gozar de sus beneficios

Una de las partes fundamentales de cualquier gimnasio son los aparatos para hacer ejercicio, ya que su función se basa en aislar el trabajo de cada uno de los grupos musculares. Pero para sacar el mejor provecho debes saber cómo usarlos correctamente, conocer sus beneficios y desechar todos los mitos alrededor de ellos.

Lo primero que se debe hacer es diferenciar entre los diversos tipos de aparatos de gimnasio y para ello te compartimos las principales características de cada tipo y la forma correcta para utilizarlos:

Aparatos para bajar de peso

Son los que te permiten hacer ejercicios cardio y originan una mayor quema de calorías. Los puedes utilizar para calentar o al final de tu rutina de ejercicios, todo dependiendo de tus objetivos. Entre los más populares se pueden mencionar las siguientes:

  1. La bicicleta estática: para utilizarla tienes que pararte a su lado y acomodar el asiento a la altura de tu cadera. Una vez arriba de la bici tu pierna no debe quedar estirada por completo pero tampoco tus rodillas deben tocar el manubrio.
  2. Banda para correr: antes de cualquier cosa asegúrate de que esté apagada. Una vez arriba comienza a caminar y después a correr suavemente, ve aumentando el ritmo paulatinamente hasta llegar a la velocidad deseada.

Aparatos del gym

Cada uno de ellos está destinado a ejercitar un determinado grupo de músculos. Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios es importante que conozcas la técnica para utilizar los aparatos, es decir, la posición, distancia, movimiento y fuerza que debes imprimir en cada repetición.

  1. Dorsalera: para utilizarlo tienes que sentarte y poner la espalda completamente recta. Toma la barra con las manos en pronación, haciendo que las palmas miren hacia abajo y estén separadas más allá del ancho de los hombros. Inspira y tira de la barra mientras flexionas los codos y los desciendes por los lados del cuerpo hasta que la barra llegue a la altura del esternón.
  2. Prensa de pierna: su uso es principalmente en posición sentada. Con la espalda apoyada, tienes que flexionar las rodillas para formar un ángulo de 90 grados. Empuja “la carga” tendiendo las piernas en movimientos repetidos.

No te desesperes, si eres constante con el uso de los aparatos del gimnasio los resultados llegarán. Recuerda que al hacer un correcto uso de las máquinas podrás gozar de todos los beneficios que ofrecen, estarás asegurando el correcto trabajo de los músculos y eso permitirá mejores resultados en busca de tu objetivo.